top of page

LA ECONOMÍA NARANJA




La economía naranja [también llamada economía creativa] es un término que se refiere al conjunto de actividades económicas que involucran la creación, producción y distribución de bienes y servicios culturales, artísticos, creativos y novedosos. Estas industrias abarcan áreas como la música, el cine, la televisión, la literatura, las artes visuales, el diseño, los videojuegos, la moda, la arquitectura y muchas otras expresiones culturales y creativas.

La importancia de la economía naranja radica en su potencial para generar valor económico y cultural en todo el mundo. En el ámbito económico, estas industrias contribuyen significativamente al crecimiento económico y la generación de empleo. Representan una parte cada vez más relevante del producto interno bruto (PIB) de muchos países y son una fuente crucial de ingresos para millones de personas en todo el globo. Además, la economía naranja promueve la innovación y el desarrollo tecnológico, ya que la creatividad y el talento humano son fundamentales en estas industrias. Esto impulsa la adopción de nuevas tecnologías y estrategias comerciales, lo que puede tener un efecto positivo en otros sectores económicos.

En el ámbito cultural, la economía naranja desempeña un papel fundamental en la preservación y promoción de la diversidad cultural y la identidad de diferentes comunidades alrededor del mundo. Las expresiones culturales y artísticas enriquecen la vida de las personas, fomentan el diálogo intercultural y contribuyen al patrimonio cultural de la humanidad.

Además, la economía naranja tiene el poder de proyectar la imagen y el soft power de los países. Las producciones culturales y creativas exitosas pueden alcanzar audiencias globales, lo que favorece el reconocimiento internacional de las naciones y puede atraer inversiones extranjeras y turismo cultural.

No obstante, es importante destacar que la economía naranja también enfrenta desafíos. Entre ellos se encuentran la piratería y la protección de los derechos de autor, la falta de infraestructuras adecuadas para el desarrollo de estas industrias en algunos lugares, así como la necesidad de fomentar la educación y la formación en campos creativos para impulsar el talento local.

La economía naranja es un componente esencial tanto en el ámbito económico como cultural en todo el mundo. Su capacidad para generar riqueza, empleo, innovación y promover la diversidad cultural la convierte en un sector estratégico que merece una atención y apoyo continuos para el desarrollo sostenible de las sociedades y la preservación de la identidad cultural.


Si quieres desarrollar tu potencial creativo no te pierdas de nuestro curso en modalidad On-line sobre "ECONOMÍA NARANJA - Desarrolla tu potencial creativo y emprendedor" a un super precio.



bottom of page