top of page

EL MÉTODO DE LAS 3 GEN y EL CÍRCULO DE OHNO


Persona observando la operación de su negocio.
EL MÉTODO DE LAS 3 GEN y EL CIRCULO DE OHNO

La metodología de las 3GEN es una herramienta de calidad que proviene del país del sol naciente Japón y que se basa en tres principios: GENBA, GENBUTSU Y GENJITSU. Estos términos se pueden traducir como el lugar de trabajo, el objeto de análisis y la situación real, respectivamente. El objetivo de esta metodología es solucionar problemas desde la comprensión de la causa raíz, mediante la observación directa y el análisis de los hechos.

Cada una de estas GEN se enfoca en un aspecto clave del proceso de resolución de problemas y se complementan entre sí para garantizar una solución efectiva y duradera, que a continuación describiremos.

El primer principio, GENBA, se refiere al lugar donde se realiza el trabajo o donde ocurre el problema. Se busca comprender la situación actual por la que pasa la organización, viendo el lugar del incidente con los propios ojos, sin contar con otras opiniones o información de segunda mano. También se busca recoger datos, sacar fotos y ver el impacto y la repercusión del problema, todo ello en el menor tiempo posible.

El segundo principio, GENBUTSU, se refiere al objeto de análisis o al producto real. Se trata de analizar los factores que han provocado la situación de incidente, observando los datos con cuidado, hablando con todas las personas involucradas y guardando las pruebas. Se hace un estudio exhaustivo del incidente y del sistema que lo rodea, buscando las evidencias y las relaciones de causa y efecto.

El tercer principio, GENJITSU, se refiere a la situación real o a los hechos. Se trata de poner solución al problema, pensando de manera realista, limitando las medidas a acciones realizables y no confundiendo los hechos con algún pasado, pues pueden haber desencadenado de fenómenos distintos y no guardar relación entre ellos. Se busca implementar una acción correctiva eficaz, basada en el análisis previo y en la verificación de los resultados.

La metodología de las 3GEN se relaciona con el círculo de Toyota, que es una representación gráfica del ciclo de mejora continua que se aplica en el sistema de producción Toyota. Este ciclo se compone de cuatro fases: planificar, hacer, verificar y actuar (PDCA, por sus siglas en inglés). La fase de planificar consiste en definir el problema, establecer los objetivos y diseñar un plan de acción. La fase de hacer consiste en ejecutar el plan de acción, siguiendo los estándares y documentando el proceso. La fase de verificar consiste en medir los resultados, compararlos con los objetivos y analizar las desviaciones. La fase de actuar consiste en corregir las causas de las desviaciones, estandarizar las mejoras y proponer nuevos objetivos.

EL CÍRCULO DE OHNO

El círculo de Ohno, también conocido como el "círculo mágico de Ohno", es un concepto originario de Taiichi Ohno, uno de los fundadores del sistema de producción Toyota, que se utiliza en la gestión de la producción y la fabricación.

Ohno marcaba un círculo en el suelo en algún punto y ordenaba que sus discípulos quedaran dentro del círculo haciendo una sola cosa por horas: observando lo que sucedía en la fábrica, en un determinado punto de producción. Entonces, después de mucho tiempo, él volvía y hacía varios cuestionamientos sobre lo que habían observado y lo que habían aprendido, sobre lo que podía mejorar los procesos que presenciaron. Aunque simple e incluso prosaica, esta práctica del “círculo de Ohno” contiene un significado profundo. Este círculo representa un enfoque de mejora continua en el proceso de producción y está compuesto por cuatro etapas: identificar el problema, desarrollar un plan, implementar el plan y revisar los resultados.

Esta lección del “círculo de Ohno” es una de las bases de la práctica del GENCHI GENBUTSU, que significa “ir a ver en el lugar donde las cosas suceden”, Allí mismo, en el ambiente donde todo se hace, donde se agrega realmente valor a los productos y a los servicios, ya sea en una fábrica, en una oficina, en un punto de venta, en fin, en cualquier lugar que se quiera crear valor. Es necesario ver, pero, ante todo, “saber mirar y ver”, lo que significa, de antemano, observar con paciencia, tiempo y dedicación.

¿DÓNDE PODEMOS APLICAR LA METODOLOGÍA DE LAS 3GEN?

La metodología de las 3GEN se puede aplicar en cualquier ámbito donde se requiera solucionar problemas de forma eficiente, analizando de forma objetiva y sin divagaciones, consiguiendo información in situ desde varias perspectivas. Algunos ejemplos de aplicación son la industria manufacturera, la gestión de proyectos, la atención al cliente, la educación, la salud, el medio ambiente, entre otros.

Por último, la metodología de las 3GEN es una herramienta de calidad que permite solucionar problemas desde la comprensión de la causa raíz, mediante la observación directa y el análisis de los hechos. Se relaciona con el círculo de Toyota, que es un ciclo de mejora continua que se aplica en el sistema de producción Toyota. Se puede aplicar en cualquier ámbito donde se requiera solucionar problemas de forma eficiente, analizando de forma objetiva y sin divagaciones, consiguiendo información in situ desde varias perspectivas.

bottom of page