top of page

TRABAJO EN EQUIPO Y TRABAJO COLABORATIVO, ¿CUÁL ES EL MEJOR?


Jugador de futbol americano llegando a touchdown
Trabajo en equipo

El trabajo en equipo y el trabajo colaborativo son dos formas de organización laboral que buscan aprovechar las capacidades y los recursos de un grupo de personas para lograr un objetivo común. Estas formas de realizar actividades en grupo, tienen diferencias que los complementan mutuamente. En el trabajo en equipo, hay un líder que dirige las tareas de cada miembro, toma decisiones, mantiene la armonía y motiva al equipo, lo que implica una jerarquía más definida y roles más específicos entre los miembros del grupo. Mientras que, en el trabajo colaborativo, todos los miembros tienen la misma jerarquía e influencia en las decisiones, contribuyen con ideas y llegan a acuerdos en un debate grupal. A través de la colaboración, se busca aprovechar las fortalezas individuales para alcanzar objetivos en común, sin un líder designado.

Sin embargo, aunque existan diferencias importantes entre ambas modalidades que conviene conocer para aplicarlas de manera adecuada según el contexto y las necesidades de cada proyecto; por tal motivo en este post las abordaremos puntualmente.

Trabajo en equipo

El trabajo en equipo se caracteriza por tener una estructura jerárquica con roles definidos y tareas específicas teniendo con una figura de autoridad (un líder con competencias desarrolladas) que coordina, supervisa y toma las decisiones finales sobre el trabajo. Los demás integrantes del equipo, se apoyan mutuamente, se comunican de forma constante y comparten los mismos recursos.

El éxito del trabajo en equipo depende de la cohesión, la cooperación y la complementariedad de los miembros, que aportan sus conocimientos y habilidades desde una perspectiva parcial de un mismo tema.

Algunas ventajas del trabajo en equipo son:

  • Diversidad de habilidades: Un equipo puede reunir personas con diversas habilidades y conocimientos, lo que permite abordar problemas desde diferentes perspectivas.

  • Sinergia: Al trabajar juntos, los miembros del equipo pueden potenciar sus habilidades individuales para lograr resultados que van más allá de lo que podrían lograr individualmente.

  • Mayor creatividad e innovación: La combinación de ideas y la colaboración puede generar soluciones más creativas e innovadoras para resolver problemas.

  • Mayor eficiencia: Distribuir tareas entre los miembros del equipo puede agilizar el proceso de trabajo y aumentar la eficiencia en la realización de tareas complejas.

  • Desarrollo de habilidades sociales: Trabajar en equipo fomenta habilidades como la comunicación, la empatía y la capacidad de trabajar con personas de diferentes estilos y personalidades.

Trabajo colaborativo

El trabajo colaborativo, por el contrario, se basa en la ausencia de una estructura jerárquica y la flexibilidad de los roles. Los participantes trabajan de forma individual, pero se reúnen periódicamente para intercambiar ideas, opiniones y criterios sobre el trabajo. No hay una figura de autoridad que dirija el proceso, sino que las decisiones se toman de forma consensuada y democrática, esto no quiere decir que sea un grupo sin rumbo, un “barco sin timón”, al contrario, todos poseen esta competencia de liderazgo y establecer acuerdos de manera razonable. El éxito del trabajo colaborativo depende de la participación, la creatividad y la autonomía de los miembros, que aportan sus conocimientos y habilidades desde una perspectiva global de un mismo tema.

Algunas de las ventajas del trabajo colaborativo son:

  • Enfoque en objetivos compartidos: El trabajo colaborativo se centra en metas comunes, lo que asegura que todos trabajen hacia el mismo objetivo.

  • Flexibilidad y adaptabilidad: Permite ajustar el enfoque y las estrategias según las necesidades cambiantes del proyecto o situación.

  • Mayor responsabilidad individual: Cada persona asume responsabilidad directa sobre una parte del proyecto, lo que fomenta la responsabilidad individual y el compromiso con el éxito del equipo.

  • Desarrollo de relaciones profesionales: La colaboración estrecha fomenta relaciones laborales más sólidas, promoviendo un entorno de trabajo más armonioso y de apoyo mutuo.

  • Innovación centrada en el usuario: Al trabajar colaborativamente con múltiples perspectivas, se puede asegurar que las soluciones desarrolladas se adapten mejor a las necesidades y expectativas de los usuarios.

¿Cuál es mejor?

Ambos enfoques tienen sus propias fortalezas y pueden ser beneficiosos según el contexto y los objetivos del proyecto, empero, no podemos concluir que exista uno mejor que otro.

Son dos modalidades laborales que tienen sus propias características, ventajas y desventajas. Ambas requieren de un clima de confianza, respeto y colaboración entre los participantes para lograr los objetivos propuestos. La elección de una u otra dependerá del tipo de proyecto, de las características de los miembros y de los recursos disponibles. Lo importante es saber adaptarse a las circunstancias y aprovechar al máximo el potencial de cada persona.

bottom of page